Unos de los tratamientos más demandados: Botox beneficios y complicaciones.

La toxina Botulínica es una proteína derivada de la bacteria Clostridium botulinum identificada en 1895. Desde su descrubrimiento no han parado de asociársele usos terapéuticos y estéticos.

Usos terapéuticos del botox:

Entre los primeros usos del botox en los años 60 se encuentra el tratamiento del estrabismo, y los blefaroespasmos (movimientos incontrolados del párpado). Además se aprobó su uso para la distonia cervical, y así aliviar el dolor de cuello por posturas anormales. Su uso se ha ampliado a diversas distonías, para la corrección de espasticidad, migraña, incontinencia urinaria y más recientemente para la hiperhidrosis

Usos estéticos del botox:

El botox ha demostrado ser un tratamiento seguro y efectivo para atenuar las arrugas  de expresión. Mientras que es muy potente en concentraciones elevadas, en su uso cosmético se usa en cantidades muy pequeñas. Esto da unos amplios márgenes de seguridad. Sus primeros efectos se manifiestan entre 24 y 48 horas y alcanza su cota máxima de efectividad a las 2-3 semanas. La duración de su efecto es de 3 a 6 meses. Normalmente con el uso continuado el músculo pierde fuerza por lo que el efecto es más duradero.

¿Cuales son sus beneficios?

Evita el uso de cirugía y el efecto no es permanente. Si no gustan los resultados se puede volver al estado inicial.

Se puede aplicar en cualquier época del año y puedes reincorporarte a tu actividad normal inmediatamente.

Es una técnica prácticamente indolora y no requiere de preparación previa.

No deja cicatrices.

¿Tiene efectos secundarios?

Se ha hablado  mucho sobre los efectos secundarios del botox, como la pérdida de expresión facial. Realmente esto depende de la zona donde se aplique, la cantidad y la frecuencia. Lo más importante es que quien lo aplique sea un médico con un profundo conocimiento de la anatomía facial. Además ha de saber  ver dónde necesita cada paciente las inyecciones para suavizar los gestos sin perder la expresión facial.

Entre los riesgos que entraña está la caída del párpado o la elevación excesiva de las cejas. De nuevo dependen más de una incorrecta aplicación que del tratamiento en si. Para el primer caso existen unos colirios que ayudan a recuperar antes la movilidad. En todo caso es siempre algo temporal y sin mayores consecuencias que la estética. En caso de elevación de la cola de la ceja puede suavizarse inyectando de nuevo una dosis en el músculo contrario.

Otro efecto puede ser la aparición de bolsas. Si es tu tendencia, el medico puede aplicar solo en los laterales de los ojos, dejando la parte de abajo sin aplicar.

Es fundamental ponerse en manos de un experto para evitar estas asimetrías o falta de expresión y dejarse aconsejar sin esperar magia.

¿Qué cuidados necesito tras el tratamiento?

Es normal la aparición de pequeños hematomas, rojeces o inflamación sobre todo en el área orbicular. Desaparecerán a las pocas horas y en el caso de los hematomas pueden disimularse con un poco de maquillaje.

La única recomendación en la que todos los expertos parecen coincidir es no tumbarse en las 4 horas posteriores al tratamiento y no frotar la zona. Transcurrido ese tiempo se puede hacer cualquier actividad incluido la práctica de deporte. También hay que tratar  de evitar saunas, dado que el vapor y el calor pueden disminuir el efecto.

Hay zonas en las que notaremos más su efecto y más duradero, como el entrecejo o la frente, y en los ojos tiende a desaparecer antes.

¿Algo que no suelan contar sobre el botox?

Seguramente en la consulta con el doctor o doctora no te cuenten estas cosas: El músculo no deja de moverse al tiempo, puedes notar que se paraliza antes una ceja que otra, provocando pequeñas asimetrías. Por eso las consultas para el retoque se hacen entre 7 y 10 días tras la primera aplicación y así ha hecho su efecto por igual en todas las partes.

El botox en la zona ocular puede dar lugar a bolsas, la falta de movimiento hace retener líquido, si, por otro lado, no se aplica en la parte inferior, pueden hacerse más arrugas al sonreír solo en esa zona inferior. Lo cual da un efecto algo extraño.

Normalmente al aplicar botox en los ojos hay que hacer la parte de la nariz donde se forman “las arrugas de conejo”, dado que se fruncirá más exageradamente la nariz al sonreír al estar el resto de la zona inmóvil.

¿Existen alternativas?

Si, hay varias alternativas al botox para la atenuación de arrugas como ultherapy, ultimate, y muchos otros tratamientos que ofrecemos en nuestro centro de estética en Madrid. Nuestro consejo es un diagnóstico profundo donde veamos el estado de la piel, edad, tipo de vida y objetivos y te recomendaremos uno u otro tratamiento en función de tus necesidades.
botox beneficios y complicaciones