Reductor y lifting corporal

Tratamiento que utiliza una cuidada combinación de tecnologías con el objetivo de remodelar la figura. Es un tratamiento no invasivo que resulta especialmente eficaz en la reducción de la grasa localizada.

¿En qué consiste?

El tratamiento Premium – Reductor y lifting corporal utiliza una combinación de tecnologías como la cavitación, la tonificación muscular y la estimulación de la lipólisis con el objetivo de remodelar la silueta.

Esta remodelación se consigue favoreciendo diversos procesos en el organismo: se comienza a estimular la reducción de la grasa localizada, se drena la misma consiguiéndose una pérdida de volumen visible y, por último, se reafirma la piel.

Una de las ventajas principales de este tratamiento es que no es invasivo y es totalmente indoloro. En poco tiempo de tratamiento los resultados son perfectamente visibles y duraderos si se mantienen unos hábitos saludables de vida.

Estas son las tres tecnologías que se combinan en el tratamiento Premium – Reductor y lifting corporal:

Cavitación: Se trata de una técnica que, mediante ultrasonidos aplicados en determinadas zonas del cuerpo, consigue reducir la grasa localizada en distintas áreas.

Estimulación de la lipólisis: Es una técnica que persigue la descomposición de los lípidos en ácidos grasos.

Tonificación muscular: Esta técnica persigue dotar a la musculación de tono para mejorar el aspecto de la silueta lo que ejerce un papel fundamental en la consecución de los objetivos que persigue de manera global el tratamiento.

¿Por qué lo necesitas?

Eficaz tratamiento enfocado a remodelar la figura a través de la reducción de grasa localizada. Una de las ventajas principales de este tratamiento es que no es invasivo y es totalmente indoloro.

¿Cómo es el tratamiento?

Con este tratamiento, buscamos potenciar varios procesos naturales del organismo; comenzando por estimular la reducción de la grasa localizada; drenándola, consiguiendo una pérdida de volumen visible, y reafirmando la piel.

Para ello, utilizamos la combinación de tres tecnologías, con el objetivo de remodelar la silueta: la cavitación, la tonificación muscular y la estimulación de la lipólisis.

Cavitación: Mediante ultrasonidos, se consigue reducir la grasa localizada en distintas áreas.

Estimulación de la lipólisis: Con esta técnica se busca la descomposición de los lípidos en ácidos grasos.

Tonificación muscular: Con ella se dota a la musculación de tono, para mejorar la silueta.

Resultados

Además de deshacerte de la grasa que te sobra, previene la flacidez que puede provocar la pérdida de volumen, por lo que tu piel estará más firme y saludable.

Relacionados