Alimentación: ¿Por qué necesitamos ciertos sabores?


Todos hemos dicho o escuchado alguna vez aquello de ‘Me lo pide el cuerpo’ y bajo esta consigna nos permitimos llevar a la boca cualquier cosa; desde un bocadillo de anchoas, hasta una tableta entera de chocolate. Pero, ¿te has detenido a pensar alguna vez qué de cierto hay en esta creencia? Pues digamos que mitad es realidad y la otra mitad… la acomodamos a nuestros antojos (nunca mejor dicho), y es que escuchamos a nuestro cuerpo sí, pero interpretamos sus mensajes para acabar satisfaciendo nuestros más insanos deseos. Por ello, me gustaría contarte cómo funciona este proceso para que puedas entenderte mejor y aportarle a tu organismo lo que de verdad necesita y llevar una alimentación mucho más saludable.

Alimentación física, mental y emocional

Primero te invito a que tomes consciencia de que nuestro cuerpo se compone de tres partes: la física, la mental y la emocional y todas interactúan entre sí dándonos poderosas señales del estado en el que nos encontramos constantemente… interesante, ¿verdad? El problema es que no estamos acostumbrados a escucharnos y de ahí, que no sepamos interpretar a cada una de estas partes y terminemos confundiéndolas, mezclándolas y sin darles la atención que necesitan, el resultado… una alimentación desequilibrada.

Dicho de otra forma, nuestro estómago (cuerpo físico) tiene hambre y lo que necesita es saciarla; nuestro corazón (cuerpo emocional) ha desarrollado ciertos ‘apegos alimenticios’ en base a nuestras vivencias y hemos integrado que si comemos chocolate, por ejemplo, cuando estamos tristes, nos sentiremos mejor. Finalmente está la cabeza, (cuerpo mental), que es la que gestiona todo y la que es capaz de comprender qué es lo mejor para de verdad nutrir a nuestro organismo, si esa tableta de chocolate o una compota de manzana con canela templada. Estos tres cuerpos deberían trabajar en armonía, pero normalmente están bastante alterados e incomunicados entre sí, dando lugar a ingestas emocionales de comida que nos deja insatisfechos a todos los niveles.

Los apegos alimenticios de los que te hablo, tienen un origen físico que proviene de carencias en nuestro organismo por una mala alimentación. Por ejemplo, si tienes la necesidad de dulce es porque no estás ingiriendo suficientes carbohidratos o si no paras de comer embutidos, habría que revisar tu consumo proteico; y un origen energético que habla del estado de nuestro organismo a todos los niveles.

Para comprender mejor esto,  hago referencia a las necesidades energéticas que generamos y te recomiendo el libro ‘Alquimia en la cocina’ de Montse Bradford, donde encontrarás información más amplia al respecto.

Necesidad de reforzar y remineralizar:

Son personas débiles físicamente y con poca energía, por lo que necesitan muchas horas de descanso. Suelen tener frío, son pálidos y presentan los riñones, los huesos, el cabello y las uñas resentidos. Son muy sensibles y les falta alegría.

La mejor forma de reforzar es poner especial atención en la flora intestinal y sustituir alimentos tales como el azúcar, el alcohol, la carne, etc., por alimentos con mucha fibra y fermentados: soja, miso, verduras fermentadas… Incluye las algas en tu menú, es el mejor aporte de minerales que podrás encontrar.

remineralizarAdemás, te recomiendo la línea Healing (H) de 180 the concept nutricosmetica, cuyo objetivo es regular la flora intestinal para así fortalecer el sistema inmunológico y lograr la correcta absorción de los nutrientes.

Sus principales activos son probióticos y prebióticos, además de complejos botánicos que ayudan a equilibrar los déficit hormonales.

Necesidad de nutrir y enriquecer:

Podríamos hablar de personas con bajo peso y energía, con apariencia desnutrida. Son idealistas y con tendencia a darle muchas vueltas a las cosas. Suelen comer muy a menudo para compensar la falta de proteínas.

Necesitan elegir alimentos de la mejor calidad nutritiva preparados en cocciones lentas. Usar todo tipo de cereales integrales: arroz, mijo, quinoa, cebada, avena… y preparados a modo salteado con verduras, incluyendo algún tipo de proteína (pescado, seitán, tofu).

La línea Revitalising (Rv) de 180 the concept nutricosmetica, se encarga de la revitalización celular, dérmica, muscular, y anímica, por lo que sería un excelente complemento a tu dieta.

alimentación

Necesidad de calor interior:

Son individuos que buscan siempre los climas cálidos, los sabores tropicales y que se resienten mucho en los días de lluvia o cuando hay falta de luz. Suelen tener los riñones y la vejiga débiles y orinan con mucha frecuencia. Tienen muchos miedos, son tristes e introvertidos, aunque no siempre lo parezca.

En este caso, la forma de cocinar los alimentos será otra, lo mejor las barbacoas, las brasas y las cosas al horno, donde los cereales, pescados y legumbres serán nuestros aliados. Hay que poner atención con los alimentos que enfrían en exceso, tales como las especias, los estimulantes o los azúcares refinados.

calor

Necesidad de dulce:

Estas son personas un tanto caóticas, sin horarios ni rutinas. Debido a su falta de glucosa en sangre, es probable que coman muy a menudo y que sufran altibajos emocionales. Suelen buscar un exceso de alimentos Yin (ya escribí un post sobre el Yin y el Yang de la alimentación, echa un vistazo) y están constantemente nerviosos o estresados.

Tendemos a relacionar lo dulce con un postre y no tiene nada que ver con este tipo de dulzor lo que tu cuerpo necesita. Necesitas incluir alimentos dulces en todo tu menú, como cremas de verduras dulces (calabaza, calabacín, coliflor, puerros, cebollas, zanahorias…), cereales integrales, sopas, frutas, etc.

alimentación

Necesidad de depurar:

Una de las características de estas personas es que tienen un exceso de grasa corporal y presentan un carácter fuerte. Tienen la presión sanguínea alta, comen muchas calorías, proteínas animales, quesos… Tienen demasiada energía y falta de claridad.

Energéticamente hablando, las emociones y hábitos están estancados, necesitamos conectar con lo simple y buscar de nuevo la armonía.

Es importante reducir las comidas entre horas y poner un horario fijo para la ingesta de alimentos, poniendo especial atención en la masticación. Puedes volver a consultar el post que escribí sobre la desontoxicación pinchando aquí. En él te cuento acerca de los alimentos que más te convienen y de los productos de nutricosmética que podemos ofrecerte para ayudar a tu organismo.

alimentación

Como ves, solo se trata de escuchar mejor a nuestro organismo y ofrecerle lo que pide pero a través de alimentos de calidad; por otro lado, te he hablado de la importancia de gestionar nuestras emociones y no vincularlas a la alimentación, algo que todos hemos aprendido a hacer desde pequeños y que requiere de un gran compromiso para actuar de otra forma. Sin embargo, la recompensa merece la pena, porque nos sentiremos mejor y nos veremos estupendos. Si quieres más información, ya sabes dónde puedes encontrarnos.

 

9 Agosto 2016 Blog Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visita Nuestra Tienda.

Visita nuestra selecta tienda  de cosmética de autor y potencia al máximo tu belleza. Elevamos el cuidado diario a una experiencia de lujo.

Potencia tu belleza con un clic.