El equilibrio ácido-alcalino


Ya hemos hablado en muchas ocasiones sobre alimentación y lo vital que resulta poner atención en ella para mantener sano en nuestro organismo. El ritmo de vida que llevamos nos ha hecho desconectar de esta necesidad primordial y le restamos importancia a la calidad, la cantidad y el equilibrio de lo que nos llevamos a la boca. Vivimos pendientes de las calorías, pero de lo que quiero hablarte va más allá de los kilos y la grasa; de si tienes o no celulitis o de si has conseguido un vientre plano, puesto que todo esto, será la consecuencia lógica de cuidarnos desde dentro. Precisamente el estrés y esta desconexión de la que te hablo, provoca un desequilibrio muy fuerte en el pH de nuestra sangre y hace que nuestras células no funcionen correctamente e incluso inhibiendo la reacciones químicas. Este es el desequilibrio ácido-alcalino.

El pH es la forma en la que medimos el grado de acidez o alcalinidad de una sustancia y va de 0 a 14. De esta forma, el 7 sería el equilibrio; de 0 a 7 se considera ácido y de 7 a 14, alcalino. Para que los procesos vitales funcionen bien, lo ideal sería que nuestro medio interno se inclinase levemente a un pH alcalino, puesto que los ácidos en exceso tienen una acción agresiva sobre nuestros tejidos. Por eso te propongo que conozcas a qué grupo pertenece cada alimento y comiences a poner atención en las cantidades que ingieres de cada uno de ellos, empezando, por ejemplo, en una parte de alimentos ácidos por dos de alcalinos hasta llegar a una proporción de 1 a 4. ¿Porqué es tan importante el equilibrio ácido-alcalino? Pues bien, la acidez, es el medio idóneo para que las células cancerígenas proliferen, provocan la oxidación y, por lo tanto, el envejecimiento prematuro… Razones suficientes para cuidarte, ¿no crees?

Quiero explicarte a grandes rasgos cómo puedes empezar a distinguir entre cuáles son los alimentos ácidos y cuáles los alcalinos para que seas tú quien empiece a llevar un control en tu nutrición.

Alimentos que acidifican:

  • Proteínas: Sí, todas en general y las animales en especial; es decir, la carne, huevos, pescado, quesos… Pero también las vegetales, o sea las legumbres y la mayoría de los frutos secos; sin embargo estas últimas aportan múltiples beneficios a nuestro organismo y complementándolas con alimentos alcalinos se consigue un equilibrio óptimo.
  • El azúcar: El azúcar blanco, ha pasado un proceso de refinamiento, eliminando todos sus minerales y enzimas, dejando solo residuos ácidos difíciles de neutralizar.
  • Café, té, cacao, bebidas alcohólicas.
bolleria1-industrial

La bollería es un alimento acidificante

Alimentos que alcalinizan:

  • Frutas y Verduras: Sobretodo las de hoja verde y siempre intentando que sean de cultivo biológico y de estación. Incrementar su consumo crudo, es importante para lograr nuestro propósito.
  • Algas: Son ricas en calcio, magnesio y otros oligoelementos, son las grandes desconocidas de nuestra alimentación, pero importantes a la hora de remineralizarnos.
equilibrio ácido-alcalino

La fruta y la verdura son alimentos alcalinizantes

Cereales integrales: La neutralidad perfecta

Pese a que tienen un ligero efecto ácido, este se compensa con los minerales alcalinos que contienen su cáscara y el germen. Debes evitar los cereales refinados puesto que tiene el efecto contrario.

Cuadro ácido-alcalino

Ahora que te ha quedado claro cómo funciona este equilibrio ácido-alcalino, te invito a que pongas atención a la forma que tienes de alimentarte y a que nos visites en el centro. Te ofrecemos una consulta con nuestra especialista en nutrición para conocer más de cerca tus carencias, tus necesidades y conseguir  que te sientas y te veas mejor.

 

 

 

22 Julio 2016 Blog Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visita Nuestra Tienda.

Visita nuestra selecta tienda  de cosmética de autor y potencia al máximo tu belleza. Elevamos el cuidado diario a una experiencia de lujo.

Potencia tu belleza con un clic.