Protectores solares, ¿qué textura me conviene más?

Cuando el sol viene para quedarse nos empezamos a preguntar cuál será el factor de protección solar que nos conviene más, ya os hemos hablado de eso en otro post, pero… ¿y las texturas? Por si no os lo habéis planteado, también son muy importantes. Lechosas, en aceite, en bruma o spray, ¡incluso en espuma! Pero, ¿en qué hay que fijarse a la hora de elegir una u otra? Simplemente prestar atención a las necesidades de vuestra piel.

Protector solar según tipo de piel

  • Si tenéis la piel seca: lo mejor es que os decantéis por un aceite solar.
  • Si tenéis la piel grasa: definitivamente los aceites y cremas untuosas no son para vosotros. Lo ideal es optar por una loción ligera (siempre oli-free) o por los formatos en espuma, que aportan hidratación sin engrasar la piel.
  • Si tenéis la piel sensible: escoger un protector solar en bruma para evitar el roce a la hora de extender el producto. Intentar que sea resistente al agua, ya que por vuestro tipo de piel, probablemente necesitéis refrescaros con frecuencia. Además fijaros en los activos , esencial que no tenga ingredientes irritantes como alcohol o minerales.

chica_con_protección_solar_en_la_cara

Lo que sí está indicado para todo tipo de piel y es absolutamente compatible con cualquier tipo de protector son los tratamientos solares con nutricosmética, que permiten tratar el cutis también antes y después de la exposición, preparándola y alargando el bronceado. En la fanpage de Facebook de 180 the concept, la línea de suplementos alimenticios creada por Gema Cabañero, se está sorteando un exclusivo tratamiento solar formado por las fórmulas E2, E5 y H6, ¡participa!